¿Ha cambiado Aznar de opinión?

Durante la presentación del libro del ex presidente checo Vaclav Klaus, ‘Planeta azul (no verde)’ Aznar dijo que en época de crisis no le parecía acertado dirigir los esfuerzos económicos “a causas tan científicamente cuestionables como ser capaces de mantener la temperatura del planeta Tierra dentro de un centenar de años y resolver un problema que quizá, o quizá no, tengan nuestros tataranietos”. También alertó del peligro del alarmismo climático, y, aunque nadie lo crea, se desmarcó del negacionismo y aportó algunas ideas sobre cómo cree que se puede cuidar el medio ambiente.

Lo que pasa es que no son las mismas que las de Greenpeace.

A ojos de la prensa, sus declaraciones, llenas de matices, le valieron el brazalete de capitán del equipo negacionista mundial, y un absurdo artículo en la revista Foreign Policy que lo colocaba entre los cinco peores ex presidentes del mundo (en la que estaban también dos ex presidentes acusados de corrupción y un instigador de revueltas)

Una prensa a la que, por otra parte, no le asombró que el secretario ejecutivo de la Convención de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, Yvo de Boer, dijera a raiz de las palabras de Aznar: “mira por tu ventana. En unos años podrás ver el Sáhara desde ella”.

¿Quién es el insensato aquí?

Ahora Aznar asume la presidencia del consejo asesor del Global Adaptation Institute, una organización que nacerá formalmente a finales de año, pero que se plantea buscar una solución pragmática a las posibles consecuencias del cambio climático.

Greenpeace, rauda, se ha felicitado del cambio de chaqueta de Aznar y le ha invitado a recorrer el planeta en barco trepando fachadas, encadenándose construcciones o abrazando aves flacas.

Los gruesos argumentos de los ecologistas, lamentablemente secundados mayoritariamente por la prensa, impiden ver que el cambio de Aznar está en la distinta percepción del problema (quizá ahora lo ve más probable que antes), pero se mantiene firme en la solución.

Lo mismo ocurrió con Bjorn Lomborg. Lomborg publicó un libro, ‘El ecologista escéptico’ que hizo que durante años fuera considerado uno de los abanderados del negacionismo, mientras él militaba en las filas de los que afirmaban que el calentamiento global es un problema grave, complicado y de origen humano. Su escepticismo iba dirigido a las políticas impulsados por grupos verdes y gobiernos reverdecidos a base de intensas labores de lobby y amenazas de secuestro de la imagen.

¡No saben reconocer ni siquiera a sus propios amigos!

Parece que tanto la prensa como los grupos ecologistas son incapaces de percibir los matices. Un mal síntoma, la verdad. Esa miopía que les impide ver la diferencia entre escéptico y negacionista, y que hace que no se les encienda una luz de alarma cuando alguien amenaza con que si no hacemos nada los balcones de Madrid darán al Sáhara es un ejemplo de la atmósfera borrega que nos invade.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Escépticos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a ¿Ha cambiado Aznar de opinión?

  1. Natalia dijo:

    Ahá. ¿Y cuáles eran esas ideas que aportó Don José María?

  2. dustin dijo:

    @Natalia, te paso el link que me ha proporcionado “dictadura verde” en otro post sobre el discurso completo de Aznar ese día.

    Como puedes ver en el documento, efectivamente Aznar se desmarcó del negacionismo posicionándose en la ignorancia… si bien es ciertamente curioso ver cómo reconocer que no sabe nada le da derecho a creerse lo que le da la gana y situar a los que piensan lo contrario en el bando de los “destructores de la libertad”.

    En cuanto las ideas propuestas por Aznar, te las copio literalmente:

    “[..] yo (Aznar) me considero un ecologista si el ecologismo significa conservar el medio ambiente, preservar nuestros bosques, sostener la biodiversidad, reciclar, ahorrar energía […] podemos hacer miles de pequeñas cosas para cuidar lo que tenemos.

    Y también debemos hacer algunas cosas grandes, como investigar sobre nuevas fuentes energéticas y trabajar activamente para reforzar el mix energético de países tan dependientes como España con una energía limpia y segura como la energía nuclear”

    ¿Quién podría oponerse a esto? Bueno, los matices de la nuclear, claro… pero, ¿no fue este señor Presidente de España durante ocho años, cuatro de ellos con mayoría absoluta? ¿Cuál fue su trabajo activo para reforzar el mix energético con la nuclear?

  3. dustin dijo:

    En mi opinión, hay que hacer gala de un alto nivel de cinismo para pasar de oponerse abiertamente a dedicar recursos ahora a resolver un problema que quizá, o quizá no, tenga el ser humano dentro de un par de centenares de años a presidir una organización que urge a actuar ahora para adaptarnos a las consecuencias del cambio climático.

    Quizá para ti todo es muy coherente, pero una persona racional pensaría que entre una postura y otra media un abismo. Para empezar, urgir en la necesidad de adaptarnos presupone una aceptación implícita no sólo de que, efectivamente habrá problemas (se elimina el “quizá o quizá no”) sino que, además éstos serán en un plazo de tiempo relativamente corto (reduce el “centenar de años” a unos pocos o alguna decena de años).

    Así pues, o bien Aznar SÍ ha cambiado de opinión o bien busca otra cosa pues no parece sensato que alguien se meta en una organización que pretende solucionar un problema que ni siquiera cree que exista.

  4. Pingback: “El negacionismo es una irresponsabilidad” | El blog ecológicamente incorrecto

  5. Pingback: PP y PSOE hacen campaña verde en CONAMA10 | El blog ecológicamente incorrecto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s