Catedráticos españoles editan un libro sobre los costes de las políticas climáticas

Hablando en plata.

Los que no se hayan parado a intentar entender la idea que subyace a este blog no entenderán por qué publicamos este post.

Catedráticos españoles editan libro sobre costes de las políticas climáticas

Los catedráticos Emilio Cerdá, de la Universidad Complutense de Madrid, y Xavier Labandeira, de la Universidad de Vigo, han presentado hoy el libro Políticas de Cambio Climático, en el que dan pistas sobre cómo reducir los costes de las acciones gubernamentales en este ámbito.

(…)

Xavier Labandeira ha afirmado que los costes de aplicar políticas climáticas efectivas son “asequibles” para los principales emisores de gases de efecto invernadero, en torno al 1 por ciento del producto interior bruto (PIB) de cada país, y en todo caso son “más bajos que los daños asociados” al cambio climático.

El libro ha sido publicado por la editorial Edward Elgar, y es ahí donde reside el mensaje de Dictadura Verde que muchos todavía no entienden.

En este blog no se niega el cambio climático, ni se defiende la deforestación rampante, ni se aboga por la entrada hasta la cocina de la energía nuclear. Pero tampoco lo contrario.

Se defiende en primer lugar el espíritu crítico en general. Y en particular, el espíritu crítico contra la ortodoxia verde que impone sus mensajes y sus métodos en el discurso oficial español.

¿Por qué no se edita este libro en España? ¿Alguien concibe un discurso ecologista que no hable de reciclar, que no se cuelgue de una fachada o tire pintura? El ecologismo español es un ecologismo de performance y titular. Un ecologismo vuvuzela que no deja escuchar a gente como estos estudiosos que realmente aportan valor al debate sobre el cuidado del medio ambiente.

Publicado en Noticias | Etiquetado , | Deja un comentario

Spain is different

La sede de la Asociación de la Prensa de Madrid vivió una ocasión única, histórica, legendaria: el primer evento organizado por Equo (feliz crónica del evento aquí). Una jornada sobre el Movimiento Político Verde en Europa a la que acudieron verdes del continente para acompañar a Juantxo López de Uralde y Reyes Montiel en su escenario sostenible.

De entre las arengas recogidas por el blogger de Asuntos Verdes, dos destacan por su sentido del humor, las dos en boca de Robert Heinrich, el representante de Die Grünen, los Verdes Alemanes:

  • “Estamos obteniendo la recompensa de 30 años de trabajo duro”
  • “Los verdes alemanes tenemos valores y principios, como la ecología o la justicia, y no ideología”

En vista de lo que dicen los estudios sobre el verdadero ecologismo en España, ese que está debajo de la piel y corre por las venas, puede que 30 años se queden cortos para alzar Equo hasta el 10% de votos al que aspira para las generales de 2012 (dentro de, recordemos, menos de 2 años).

Por otra parte, en lo que Spain es realmente different es en el tema ideológico. Desde el momento en que Reyes Montiel se sube al carro de Equo con semejante gracilidad, en el momento en el que el Gobierno coloca a Rosa Aguilar a marcar el paso del 30% en Cancún, y a reunirse con ese Tercer Sector tan insistente, queda claro que el agujero electoral para Equo está en la izquierda, por no decir a la izquierda de la izquierda.

Pero sobre todo lo más aterrador del asunto es el aspecto económico. El manifiesto de Equo plantea la búsqueda de una idea “superadora del capitalismo” y, cuando ha tenido ocasión, se ha posicionado claramente en el espectro político. Por ejemplo, con su apoyo ferviente de la huelga del 29S.

Publicado en Noticias | Etiquetado , , | Deja un comentario

Los avances de los que no se alegra Greenpeace

La Consejería de Medio Rural y Pesca del Principado de Asturias, en el proceso de elaboración de la Ley de presupuestos para 2011 ha propuesto el establecimiento de una deducción en la cuota íntegra del IRPF en concepto de certificación de la gestión forestal sostenible.

La noticia está en los medios asturianos. El Principado se compromete de esta manera con la meta europea de hacer lo posible por preservar la integridad de los bosques y ofrece este incentivo para la explotación forestal responsable, siendo además la primera Comunidad Autónoma que toma una medida semejante.

Los ecologistas, pensaría cualquiera, deberían estar contentos con la medida, y emplear todo su músculo mediático en aplaudir a los políticos astures y pedir a los demás que sigan si ejemplo. ¿No?

Pues no parece. La noticia pasará desapercibida a cualquier persona que no esté directamente implicada en el asunto porque el modelo de certificación escogido es el PEFC.

PEFC (Programme for the Endorsement of Forest Certification – Programa de reconocimiento de Sistemas de Certificación Forestal) es una entidad no gubernamental, independiente, sin ánimo de lucro y ámbito mundial, que promueve la gestión sostenible de los bosques para conseguir un equilibrio social, económico y medioambiental de los mismos.

PEFC tiene un problema, de todas maneras. Dos para ser más justos, pero que en el fondo son el mismo:

– por una parte, que se trata de una certificación que cuenta con el respaldo de los gestores forestales y la industria. Algo que inmediatamente que los convierte inmediatamente a ojos de la opinión pública en hipócritas y traidores.

– por otra parte, que las organizaciones ecologistas tienen su propia certificación, FSC, que apoyan con denodados esfuerzos y desde la que desacreditan la certificación PEFC.

Lo cierto es que la FSC es la certificación favorita de las empresas. ¡Qué remedio! Aquellas que no se plieguen a las exigencias verdes sufrirían la ira de la opinión pública. Sin embargo la PEFC supone medidas de protección de los bosques más respetuosas con la industria, y ha sido apoyada por gobiernos como el español.

Evidentemente, PEFC trata de encontrar un punto intermedio negociado entre el cuidado del medio ambiente y la rentabilidad económica y social que supone la industria; FSC no negocia, y además es más opaco con los intereses económicos que subyacen, y por los que nadie se pregunta, gracias a la tradicional impunidad de los ecologistas.

Publicado en Noticias | Etiquetado , , , , | 3 comentarios

El ecologismo ‘de boquilla’

Sólo un artículo en prensa digital lo menciona. Sur.es, diario de Málaga es el único medio, junto con blogs, que se ha hecho eco de la noticia. Un libro publicado por el CIS revela que los españoles, por mucho que afirmen estar concienciados con el medioambiente, no hacen realmente nada por cuidar el planeta.

Que se den por enterados:

  • Los ecologistas. El consenso social que esgrimen es tan falaz como el consenso político y científico.
  • La plataforma Equo, futuro Partido Verde Español. Su bolsa de votos está muerta o de parranda.
  • Las empresas españolas que se pliegan por miedo ante las amenazas de los ecologistas de azuzar a la opinión pública.
  • Los políticos que pierden la cabeza por caerle bien a la gente que piensa en verde.
  • La prensa que dedica ríos de tinta a la información medioambiental.

Reproduzco el artículo:

«Es posible que los ciudadanos tengan una conciencia medioambiental creciente pero lo que dicen no se corresponde con lo que hacen con el Medio Ambiente, con sus acciones». Esta es la principal conclusión que extrae Ángel Valencia, catedrático en Ciencia Política de la Universidad de Málaga (UMA), tras haber realizado una investigación basada en encuestas sobre el Medio Ambiente a españoles y haber publicado recientemente un libro con las conclusiones extraídas.
Hace dos años que dirigió esta investigación en la que participó también otro profesor de la UMA, Manuel Arias, y un granadino, Rafael Vázquez. Para ello analizaron las respuestas de encuestas sobre este asunto realizadas por diversas instituciones como el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).
A partir de la definición de lo que es un ciudadano concienciado y del establecimiento de directrices y variables, los investigadores llegaron a descubrir que los españoles, a pesar de tener valores medioambientales, no tienen hábitos ecologistas en la práctica. Así, Valencia afirmó que las personas más concienciadas suelen ser de mediana edad, tienen estudios universitarios, se informan a través de la prensa y viven en núcleos urbanos de más de 50.000 habitantes.
Otro de los puntos extraídos del estudio fue que los ciudadanos no están bien informados sobre los problemas que amenazan al planeta. «La mayoría se informa a través de la televisión, piensa que no es el principal problema del país, aunque sí afirma que requiere una solución urgente», expuso Valencia. El libro ha sido titulado ‘Ciudadanía y conciencia medioambiental en España’ y editado por el CIS.
La investigación les llevó dos años y, pasado el proceso de evaluación, surgió la iniciativa de convertirla en este libro, que se ha presentado en la colección ‘Opiniones y actitudes’ del CIS. Así, también está disponible de forma gratuita como libro electrónico en la página web de la institución.
Otra de las conclusiones extraídas de este estudio, que sistematiza en una única base de datos trabajos dispersos referidos a cuestiones medioambientales realizados desde 1996 hasta 2007, es la existencia en el país de una ciudadanía ecológica ‘débil’, tal y como afirmó este profesor de la facultad de Derecho nacido en Madrid. «La creciente asunción de valores medioambientales no se corresponde con un compromiso cívico suficiente, capaz de denotar hábitos más sostenibles u orientaciones cívicas y políticas más cercanas al ecologismo», explicó. Esto se traduce por ejemplo en los pocos votos a partidos ecologistas, o en el necesario incremento del reciclaje y la reducción del consumo eléctrico.
«No disponíamos de muchos estudios ni información importante, al contrario de lo que se pueda pensar; el libro, aunque sea pequeño en extensión, tiene una importante labor de sistematización e interpretación, unifica diversos estudios y establece un balance», especificó el catedrático.
Reinterpretando las encuestas ya existentes, los autores vieron también que una de las razones por las que la sociedad no actúa es que tienen una visión confusa de la naturaleza, que se percibe como un equilibrio, pero no como un recurso.

Publicado en Noticias | Etiquetado , , | 1 Comentario

Las obsesiones verdes salen a la luz tras la cumbre de Cancún

Según cuenta el diario Público en su artículo sobre los resultados de la cumbre de Cancún COP16:

…los países de la Alianza Bolivariana Venezuela, Cuba, Bolivia y Nicaragua hacen naufragar un acuerdo cocinado por EEUU y un puñado de países emergentes en la cumbre del clima de la ONU en Copenhague

La hija de la fracasada cumbre de Copenhague iba camino de seguir los desastrosos pasos de su antecesora. Países capitalistas como Venezuel, Cuba, Bolivia y Nicaragua no veían nada claro el acuerdo final de las partes para sacar adelante “la negociación, no el clima”

http://www.publico.es/ciencias/351238/cancun-resucita-la-negociacion-no-el-clima

, como reza el título del artículo de Público. Al final Cancún cierra con un lavado de cara que permitirá a las partes decir que al menos no han caído más bajo que en Dinamarca.

Sin embargo, según Greenpeace, los responsables de las dificultades de la negociación en Cancún ha sido (redoble de tambores) EEUU.

Cómo no.

Las declaraciones de este portavoz revelan que la gran obsesión verde tiene tanto que ver con la economía como con el cuidado del planeta. Para Greenpeace y otros grupos se trata de un problema de índole económica al que quieren imprimir su cambio. ¿Y en qué consistiría este cambio?

Un paso adelante en el socialismo, se entiende. Más gobierno, más paternalismo, más control…Levantamiento de muros comerciales, para que las multinacionales no puedan dañar los árboles de los países en desarrollo (donde cientos de miles de personas viven de las explotaciones forestales); subvenciones a energías verdes (aunque aún no hayan demostrado su capacidad para abastecer las necesidades de la población) a costa de subidas de impuestos (con el consiguiente daño al emprendimiento).

Y, sobre todo, nada de levantarse al paso de la bandera de EEUU. Eso sí que es antiecológico.

Publicado en Activistas, Noticias | Etiquetado , , | Deja un comentario

Protestar por hobby

No entiendo muy bien qué ha ocurrido aquí. El día después de que Rosa Aguilar anuncie que España va a ser más ambiciosa en la reducción de emisiones (un 30% para 2020), lso de Greenpeace se han colgado de una fachada.

¡Pero que ya os han dicho que sí!

Publicado en Activistas | Etiquetado , , | Deja un comentario

Al Gore y Ramoncín unidos con un mismo fin

¡Lucro personal y prestigio!

La SGAE se ha unido formalmente al proyecto medioambiental de Al Gore. Tal y como informa La Gaceta:

The Climate Project es una asociación creada y liderada por el ex vicepresidente de EE UU, Al Gore, con el objetivo de “educar al público sobre los efectos dañinos del cambio climático y trabajar en la búsqueda de soluciones”. El proyecto del multimillonario estadounidense, premio Nobel de la Paz de 2007, pertenece a la asociación Alianza para la Protección del Clima.Desde que dejó la política, Al Gore ha duplicado su fortuna gracias a los beneficios de la película Una verdad incómoda (2007), de sus libros, sus discursos y sus hábiles inversiones en tecnología y empresas ecológicas. Ahora, la sección española de esta fundación, The Climate Project Spain, ha encontrado un socio en la Sociedad General de Autores (SGAE) para “fomentar la cultura contra el cambio climático”.

Ambas asociaciones firmaron ayer un convenio de colaboración por el que tanto la sociedad gestora de derechos de autor como varias personalidades del mundo de la cultura y la moda se comprometieron a transmitir mensajes de concienciación sobre el cambio climático en los actos en los que participen.

Esperemos que esta bonita hermandad entre millonarios obsoletos no haga más daño que bien. Por lo pronto sabemos que lo que une a estas dos instituciones (o persona+institución) es:

– que hacen propaganda.

– que cobran mucho dinero.

– que sus mejores tiempos han pasado.

 

Publicado en Noticias | Etiquetado , , | 1 Comentario